domingo, 9 de mayo de 2010

Vodafone, vaya mierda de servicio 2.


Las páginas de economía de El País publican un artículo de Francisco Román, presidente consejero delegado de Vodafone España, que se titula “Banda ancha, la hora de Europa” en el que apuesta por una mayor penetración de la banda ancha en Europa y España.
Para conseguir el objetivo citado señala que es necesaria una estrategia digital europea y española propone fomentar la inversión y la neutralidad de la red. Dice don Francisco que “...Una adecuada colaboración entre el sector público y el privado puede llevar la banda ancha a los sectores vulnerables y permitir el desarrollo de una sociedad más cohesionada…” porque “ …Los modelos regulatorios aplicados hasta ahora a las redes fijas no han contribuido a generar competidores sólidos y son radicalmente inapropiados para las nuevas redes de fibra. Una de las posibles alternativas sería impulsar un nuevo marco regulatorio que promoviera la inversión compartida en redes, enfoque que permitiría a las distintas operadoras tener costes de acceso similares y fomentaría una mayor competencia en la oferta a los clientes finales…”
Vaya con don Francisco, parece que lo mejor es que todos pongamos dinero, es decir que el sector público invierta, para que las distintas operadoras tengan menores costes y se fomente la competencia para que los clientes finales salgamos favorecidos. Debe ser que hasta ahora la falta de competencia debido a “los modelos regulatorios aplicados” ha impedido que los clientes finales nos beneficiemos de mejores ofertas.
En el artículo también se plantea la posibilidad de que Vodafone  pueda cobrar por los contenidos (acuerdos con los proveedores de contenidos) para que las operadoras europeas no pierdan peso frente a las compañías norteamericanas. Seguramente al final esta propuesta también se haga para beneficiar a los usuarios finales, aunque no se como.
Pues bien, yo creo que el principal problema es que el gobierno y su modelo regulatorio permite a Vodafone y a otras operadoras estafar a muchos de sus clientes e ignorar los derechos que tienen como ciudadanos. Seguramente el principal problema de Vodafone es que engaña a sus clientes y les presta un servicio de pena como me ha ocurrido a mí y, por tanto, es poco competitiva.
Como señale en mi anterior post siguen pasado varios días y todavía no he podido anular mi solicitud. Es más he recibido dos llamadas notificándome que me iban a entregar, varios meses después de la fecha que señalaron, el paquete con el router, etc.. En fin, eficacia, eficiencia y rapidez en el servicio.

Visitantes