viernes, 14 de mayo de 2010

Los recortes del Joker-ZP

Zaptero_Joker

Dice la Wikipedia que Joker (traducido como "el Comodín" y "el Guasón" en Hispanoamérica entre las décadas de los '50 y '80) es un personaje de ficción, perteneciente a DC Comics y el archienemigo de Batman. Es uno de los villanos más influyentes en la historia de los cómics, y uno de los más reconocidos.

Nuestro Joker-ZP particular también encaja en la definición de la wikipedia, es un comodín -el comodín- que igual nos representa el papel de principal defensor de los derechos sociales que el de su ofensor más convencido, depende del momento y posiblemente de lo que dicten sus compañeros neoliberales europeos o del propio gobierno socialista. También es un guasón porque se ha burlado de todos los que nos creímos su discurso y su última burla se produjo en su intervención del pasado miércoles en el Parlamento cuando, presentando las medidas complementarias de reducción del gasto público, dijo: “Son medidas que, a juicio del Gobierno, son imprescindibles y procuran ser lo más equitativas posible….Son equitativas, pues pretenden repartir con justicia ese esfuerzo nacional que hoy, como Presidente del Gobierno, pido a los ciudadanos”

Efectivamente, son medidas que se caracterizan por su equidad, justicia e imparcialidad, son equitativas porque afectan a todos, los que más tienen y los que menos tienen, se trata de que los menos favorecidos se sacrifiquen en favor de los dueños de los mercados. Son justas porque castigan a los que nada han tenido que ver con la crisis actual y favorecen a la estrategia de los mercados que siempre nos proponen lo mejor para todos nosotros “reducir el gasto social”. Y por supuesto son imparciales no favorecen ni perjudican a nadie.

Por último, nunca pensé que recordaría a mi querido Joker-ZP como a uno de los más influyentes villanos de mi historia como empleado público que me rebaja el sueldo pasándose los acuerdos con los trabajadores por el forro igual que aquel Ministro del PP, Rajoy creo que se llamaba, que, fumándose un puro, también se paso los acuerdos por el forro y nos congelo el sueldo. Que pena que nuestro personaje no sea de ficción.

Visitantes