miércoles, 19 de mayo de 2010

Estos recortes son los que demandan los especuladores.

Estoy asistiendo atónito a los debates de tertulianos y leyendo las declaraciones de los diferentes responsables políticos sobre los recortes que mañana conoceremos en profundidad cuando el Consejo de Ministros apruebe el Decreto-Ley.
La Vicepresidenta 1ª, decía que la "economía de hoy requiere respuestas inmediatas", como si estas medidas sirviesen para relanzar la actividad económica y con ello reducir el desempleo, principal problema de nuestro país.
Pero lo cierto es que la economía española se verá afectada negativamente por estas medidas, la Vicepresidenta 2ª Salgado admitió en Bruselas que los recortes retrasarán la salida de la crisis, en rueda de prensa decía "vamos a revisar a la baja, unas décimas, nuestra previsión de crecimiento para 2011, que era del 1,8%".
Se reconoce que la drástica reducción de inversión pública, contribuirá a prolongar los indicadores de la recesión, y en consecuencia, a desplazar la creación de empleo como objetivo central de la actividad económica.
Se reconoce también que la bajada de salarios y la congelación de las pensiones afectará negativamente al consumo y a la creación de empleo.
Por tanto, es probable que la economía real requiera respuestas inmediatas; pero estoy convencido de que no deben ser las presentadas por el "Joker-ZP". Las medidas presentadas no las demandaba nuestra economía real sino que las demandaban los especuladores, los mercados que como son insaciables dentro de poco nos pediran más recortes más duros.
Es inaceptable este giro radical del Gobierno, abandonando sus compromisos de política social y haciendo suya la estrategia de los mercados de reducir el gasto social, que por cierto, siempre es la misma.
Así es que yo no tengo ninguna duda, me movilizaré las veces que haga falta para mostrar mi total desacuerdo con las injustas, desacertadas e inoportunas decisiones del Gobierno.

Visitantes