domingo, 20 de diciembre de 2009

Para CCOO, los Presupuestos 2010 no contribuyen a favorecer el cambio del modelo productivo.

En el estudio de la Unión Sindical de CCOO de Castilla y León se afirma que en los Presupuestos para 2010 aprobados el pasado jueves se constata "la práctica congelación del gasto total en Educación (+0,56%), I+D+i (+1,13% o +0,05% si se usa la clasificación ciencia y tecnología), Servicios Sociales (+0,29%) y Fomento del Empleo (+0,67%). Si a todo esto se le añaden las fuertes caídas del gasto total en materias como Infraestructuras (-19,93%), Vivienda y Urbanismo (-21,44%) y Cultura (-15,02) nos encontramos con un escenario que en absoluto contribuye a favorecer el cambio del modelo productivo ni a garantizar los niveles de calidad y eficiencia en las prestaciones sociales a las que aspiramos todos aquellos que vivimos en Castilla y León. Además, de manera particular resulta muy preocupante la fuerte caída de las inversiones en áreas neurálgicas del gasto social y productivo como las de Educación (-23,19%), Cultura (-28,11%), Infraestructuras (-26,72%) o I+d+i (-30,64%).
La principal conclusión que se extrae del documento, resaltada también por sus autores, es la falta de coherencia entre los discursos políticos y las prácitcas presupuestarias que se empeñan en desmentirlos. No olvidemos que según dijo la Consejera de Hacienda la apuesta política de los presupuestos era "la mejora de los grandes servicios públicos, la atención a las necesidades del mercado de trabajo y el impulso al nuevo modelo de crecimiento económico"
Resulta muy interesante el análisis de la evolución presupuestaria del último sexenio 2004-2010, en uno de los apartados se realizan algunas comparaciones de las participaciones porcentuales de gasto presupuestario en una serie de materias con relación al PIB regional (a precios corrientes) entre el año 2004 y el 2010 que se resumen en los siguientes cuadros:

Nota: Para evaluar la participación del gasto presupuestario sobre el PIB del año 2010, utilizamos el PIB a precios corrientes del año 2008 (último dato conocido).
Los datos que acabamos de ver ponen en evidencia la casi nula variación de la participación del gasto social anual en Sanidad, Educación y Cultura sobre la riqueza total bruta (PIB) producida en 2004 y 2010 en nuestra Comunidad Autónoma. Estos ratios nada favorables se agravan todavía más si consideramos la participación del gasto en Infraestructuras, que ha pasado de representar el 1,52% del PIB regional en 2004 a representar el 1,12%. No hemos mejorado nada, como tampoco lo hemos hecho en materia de empleo o en cultura, donde ha descendido la participación. El único incremento relevante se ha producido en servicios sociales o promoción social, lógico si tenemos en cuenta el desarrollo de la Ley de Dependencia.
En mi opinión, la Unión Sindical de CC.OO. de Castilla y León debería hacer un nuevo estudio para analizar la incidencia de los diferentes acuerdos del Diálogo Social en el gasto social de la Junta porque los datos que acabamos de ver son muy preocupantes.

Visitantes