martes, 25 de mayo de 2010

A la mierda, señores del FMI

Me ha parecido oportuno utilizar la frase que popularizó mi paisano José Antonio Labordeta en el Congreso para expresar mi enfado (aunque no les importe) con los señores del FMI por sus declaraciones de las últimas horas respecto a lo que necesita nuestro país.

El último informe del citado organismo sobre la economía española recoge las habituales recetas de los organismos internaciones y me resulta muy curioso porque no parece que algunos de los fines que persigue el FMI se puedan alcanzar con sus recetas. Recojo en el siguiente párrafo alguno de los fines del fondo:

- Facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional, contribuyendo así a alcanzar y mantener altos niveles de ocupación y de ingresos reales y a desarrollar los recursos productivos de todos los países miembros como objetivos primordiales de política económica.

Incluso en su página web se puede ver que tienen un servicio para el crecimiento y lucha contra la pobreza que consiste en ofrecer préstamos a los países pobres a bajo interés.

Es curiosa la forma que tiene el FMI de contribuir a mantener altos niveles de ocupación y de ingresos reales de todos los españoles. Nos propone una radical reforma laboral, la consolidación fiscal y la reforma del sistema financiero, es decir, las mismas recetas de siempre: abaratamiento del despido, desarticulación de la negociación colectiva, reducción del gasto social, reforma de las pensiones (mencionan expresamente la ampliación de la jubilación a los 67 años) reducción de los costes unitarios y actualizar el marco jurídico de las cajas ¿privatizarlas?. El FMI vuelve a lo de siempre.A mi me parece que se preocupan de los ingresos reales y de la ocupación de unos pocos, que son los que siempre se benefician de sus recetas.

Y lo peor es que el Ministerio de Economía y Hacienda salga corriendo a decir que comparte el análisis (nota de prensa). Espero que no comparta las soluciones.

Visitantes