domingo, 21 de noviembre de 2010

Previsiones presupuestarias de gasto en I+D+i para el año 2011.

Ciencia
Como cada año por estas fechas se produce un interesante debate en los medios de comunicación sobre si en los presupuestos generales el gasto en investigación, desarrollo e innovación es suficiente o no. El año pasado la revista Nature decía en su editorial que  "España no debería utilizar la recesión como excusa para detener los planes para impulsar su actividad científica".
Este año muchos científicos temen que la crisis económica ofrezca una coartada perfecta para continuar imponiendo recortes y para justificar un mayor interés del Gobierno por el apoyo a la innovación en las empresas que por la investigación. Otros consideran que el Ministerio de Ciencia e Innovación es el segundo que menos recortes, en términos relativos, ha sufrido.
La ministra Garmendia en varias declaraciones a los medios de comunicación ha señalado que los presupuestos de su ministerio se mantienen con respecto al año pasado. La cuantía global decrece únicamente el 1,65%, respecto a los presupuestos aprobados para 2010, pasamos de 5.443.794,91€ aprobados el año pasado a 5.353.777,74€ presupuestados para 2011 . En opinión de la ministra se consolida el esfuerzo que se viene realizando desde 2004 porque se vincula a la apuesta del Gobierno por un cambio de modelo productivo en nuestro país.
Pero en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2011 la previsión de gasto en todos los ministerios para I+D+i  es de 8.494,36 millones de euros - el 0,79% del Producto Interior Bruto (PIB) previsto en 2011- lo que supone una reducción neta de sus recursos del 8,4% sobre el presupuesto aprobado en 2010.
Asistimos a un interesante debate presupuestario, como el año pasado; pero me resultaría mucho más interesante un debate serio sobre la ejecución del presupuesto porque finalmente lo que más nos interesa es saber el dinero que realmente nos hemos gastado en I+D+i. Hace algunos días leía en un documento de trabajo de CCOO que cayó en mis manos la siguiente frase: “Al igual que en años anteriores la política de investigación, desarrollo e innovación ha dejado de ejecutar durante 2009 una parte importante de sus fondos……El Estado (sin incluir las agencias y organismos públicos de
investigación) dispuso en 2009 para la política de I+D+i de 8.405 millones, de los que solo ejecutó el 79% y dejó sin ejecutar 1.730 millones, ligados principalmente a activos financieros. Este porcentaje es incluso inferior al de 2008 (80%) cuando también quedó sin ejecutar una parte importante del presupuesto, práctica habitual en estos últimos años.”

Parece que la gran mayoría de este dinero correspondía a préstamos destinados al sector público que finalmente no fueron concedidos. Me preocupa que esta situación se repita año tras año, algo está fallando. No solo se presupuesta poco dinero para I+D+i sino que además dejamos sin gastar una parte importante de lo presupuestado. No creo que así consolidemos el esfuerzo que necesitamos ni que la apuesta por el cambio productivo sea real. Veremos finalmente como quedan los presupuestos y la liquidación del año 2010.

Visitantes